Ajax eliminado del fútbol europeo después de derrota de último minuto en Trondheim

Ajax eliminado del fútbol europeo después de derrota de último minuto en Trondheim

El jueves por la noche, el Ajax no pudo clasificarse para la fase de grupos de la UEFA Liga Europa. El equipo de Marcel Keizer inicialmente parecía dispuesto a borrar su derrota por 0-1 del primer partido, pero al final, no logró hacerlo. A pesar de ser dominantes durante todo el partido, Ajax perdió el partido por 3-2. Los goles de Amin Younes y Lasse Schöne no lograron marcar la diferencia.

La eliminación del fútbol europeo es un duro golpe. El año pasado, Ajax estaba en la final de la Liga Europa, ganando elogios en la izquierda, derecha y centro por su juego ofensivo, a menudo superior. Exactamente tres meses después de perder esa final contra el Manchester United, y exactamente un año después de la derrota en Rostov, otra gran decepción llegó para Ajax. Por primera vez desde 1996, el Ajax no jugará en un importante torneo europeo esta temporada. Este fue también el caso en 1990-1991, pero en ese tiempo, fue debido a una suspensión.

Dolberg o Huntelaar
La gran pregunta antes del partido de vuelta era qué delantero central comenzaría. ¿Klaas Jan Huntelaar, quien había llevado a Ajax a su primera victoria de la temporada el pasado domingo contra el FC Groningen? ¿O Kasper Dolberg, el gran talento que tuvo una temporada de debut espectacular para el Ajax, pero ha hecho un comienzo menos impresionante durante esta temporada?

Dolberg consiguió este lugar, aunque Huntelaar entró durante la segunda mitad para rescatar el partido. En ese momento, el Ajax estaba en desventaja por 1-0, una puntuación que estaba en desacuerdo con la fase de apertura del partido.
Ajax hizo un comienzo excepcional en este partido en el Estadio Lerkendal. Los jugadores del Ajax fueron dominantes en los primeros diez minutos y el equipo local apenas tocó el balón. Varios momentos amenazantes fueron creados delante de la meta del Rosenborg, con oportunidades para Younes, Matthijs de Ligt y Hakim Ziyech, pero ninguno de ellos logró marcar. Lo mismo ocurrió en un momento en el que Rosenborg envió un pase hacía el arquero Hansen de una manera muy arriesgada, pero Dolberg no alcanzó el pase.

Cambio de impulso
Alentados por el hecho de que habían sobrevivido a unos pocos minutos peligrosos sin sufrir ningún daño, Rosenborg luchó en la primera mitad, y se volvió mejor y mejor. Cuando Nicklas Bendtner marcó el gol 1-0 en la primera oportunidad, el impulso cambió. Después de la descuidada pérdida de posesión de Van de Beek, se produjo un ataque sobre el lado derecho, y el cabezazo de Bentner pegó en el segundo poste.
Ajax se tambaleaba en el borde de la eliminación, por se negó a rendirse. Al igual que en la primera mitad, el equipo de Amsterdam salió peleando. Parecía como si el mismo escenario se repitiera, porque una vez más, en varias oportunidades no lograrón marcar. Con las habilidades necesarias y una dosis de buena fortuna, Rosenborg se mantuvo en la delantera.

Gran impulso
El gran merecido gol del equipo de Amsterdam era inevitable y fue marcado en menos de quince minutos. Younes marcó el gol (1-1), que le dio un gran impulso y un montón de confianza a Ajax. Un minuto más tarde, la puntuación era 1-2 y Younes una vez más tuvo un papel importante. Su pase fue enviado directo a la meta por Schöne.
Todo cambió de rumbo así en un minuto, y Ajax estuvo a punto de pasar a la siguiente ronda. A pesar de eso, la precaución era necesaria, porque un gol en contra podía cambiarlo todo otra vez. Y, nueve minutos antes de tiempo, eso es justo lo que sucedió cuando Rosenborg empató el partido, 2-2. Ajax sólo tenía que culparse a si mismo, ya que no habían logrado convertir buenas oportunidades justo antes de eso. El disparo de Younes pegó en el poste y Cerny no pudo marcar en dos oportunidades.

Así Ajax se vio obligado a salvar su piel en los minutos finales, que por desgracia no fueron capaces de hacer. Un minuto antes de tiempo, el gol 3-2 fue marcado. Adegbenro, quien había marcado el único gol en Amsterdam, marcó el segundo gol de la noche, frotando sal en la herida del equipo de Amsterdam.