Tarjeta roja influye partido de Ajax

Tarjeta roja influye partido de Ajax

Durante sesenta minutos, Ajax parecía a punto de vencer a sus anfitriones, AZ. Pero después de que Ricardo van Rhijn fue expulsado con una tarjeta roja, lo peor posible se hizo realidad, y el partido terminó en una derrota por 3-2. "Totalmente innecesaria", fue la opinión de Frank de Boer.

Después del final del partido, De Boer elogió a su colega Gertjan Verbeek por la victoria y el rendimiento de su equipo, pero al mismo tiempo el entrenador consideró que su propio equipo no había sido capaz de tener el nivel esperado en determinados momentos. Sobre todo en el primer tiempo, cuando claramente se notó que a su equipo le faltó definición. "Hemos controlado en el segundo tiempo, pero luego por una decisión a favor del otro equipo fuimos derrotados en el partido". Se refería a la tarjeta roja dada a Van Rhijn, quien después de un ligero contacto con Viergever, lo empujó al cesped en la zona de penalti. Rápidamente el marcador fue 2-2, tras lo cual AZ recuperó sus esperanzas. "Nosotros fuimos un poco descuidados. Pero aún así, eso no quiere decir que teníamos que perder el partido, pero a pesar de todo jugamos bien el partido contra diez hombres.

Sus jugadores estaban tiesos en el comienzo del partido en el completamente lleno estadio AFAS. Nosotros teníamos balón, pero fue AZ quien tuvo las primeras oportunidades del partido. Primero fue un débil disparo de Johann Berg Gudmundsson, y poco después se produjo un fuerte disparo de Roy Beerens, el cual fue interceptado por Daley Blind. Pero fue Nemanja Gudelj con su espectacular diparo curveado que aterrizó justo al lado de la meta de Kenneth Vermeer, el que estuvo más cerca del gol.

Mientras tanto, el Ajax intentó llegar a la portería contraria con cuidadosas jugadas de combinación. Esto fue sólo un éxito moderado, pero a pesar de eso, los visitantes se fueron arriba 0-1 después de veinte minutos de juego. Christian Eriksen fue el aclamado jugador del Ajax que curvó la pelota detrás de Esteban, el arquero de AZ, con un tiro libre de 25 metros. Se fue perfectamente en la esquina, aunque hubo murmuraciones que el gol se debió a un error de Esteban. En cualquier caso, la alegría fue grande en las gradas llenas de los visitantes, donde 850 seguidores del Ajax fueron testigos más adelante cómo Ajax casi aumentó su ventaja a 0-2. Bojan hizo un pase muy alto a Viktor Fischer, pero Markus Henriksen puso la punta de su zapato en el medio. "Si hubiéramos marcado entonces, el partido podría haber sido decidido", dijo De Boer.
Aunque Ajax fue el mejor equipo, AZ igualó el partido antes del descanso gracias a Roy Beerens. El balón cayó en su pies después de un saque de esquina, y disparó en la meta. Antes de que Beerens marcará, Kenneth Vermeer parecía estar obstaculizado justo en frente de su meta, pero el árbitro Bas Nijhuis no vio ninguna falta. De Boer acerca del primer tiempo: "Falto la nitidez. Los pases fueron muy largos y no fueron lo suficientemente precisos, cuando teníamos balón jugamos mal e incluso después de siete saques de esquinas en contra, no ganamos ningún duelo con la cabeza. AZ no fue peligroso, pero sólo fue una cuestión de tiempo antes de que despertarán ".
El gol del empate en la marca del medio tiempo fue un impulso mental para AZ, pero Ajax no fue disuadido. De hecho, fue todo lo contrario, ya que Siem de Jong marcó en los primeros quince minutos del segundo tiempo. En un pase claro de Bojan Krkic, él derrotó a Esteban con la cabeza. El capitán una vez más mostró sus frescas habilidades con la cabeza para marcar. Viktor Fischer también tuvo una buena oportunidad, pero Esteban estaba en su camino. Fue en esta fase de Ajax, que parecía a punto de llevarse a casa el partido. "Estábamos controlando y estábamos esperando el gol 1-3 ", dijo de Boer.

Hasta entonces, no había habido ninguna señal de la grave situación que pronto el Ajax tendría que enfrentarse. Este escenario fue iniciado por una falta de Ricardo van Rhijn. En el minuto 65, Nick Viergeever cayó al suelo después de un duelo con el jugador del Ajax, después de lo cual el árbitro Nijhuis señaló el punto de penalti. Van Rhijn fue expulsado con una tarjeta roja. El penalti lo marcó Aron Jóhannsson. El envió el disparo en la esquina equivocada en la meta de Jasper Cillessen, quien entró a sustituir al enfermo Kenneth Vermeer en el segundo tiempo.

Con el apoyo de los fanáticos locales, AZ aprovecho que el equipo Ajax estaba con diez jugadores y luchaban por volver. En el momento en que se necesitaba una dosis de resiliencia, la situación empeoró en el minuto 74 cuando AZ tomó una ventaja de 3-2. Viktor Elm marcó en un perfecto pase del sustituto Maarten Martens. Después de eso, todo el mundo esperaba que Ajax lucharía de nuevo, pero fue como si los invitados no pudieron recuperarse del último gol de AZ. Debido a que AZ fracasó en el acabado, ya que el resultado del partido pudo fácilmente haberse convertido en 5-3.