'Si no eres grande, tienes que ser inteligente’

'Si no eres grande, tienes que ser inteligente’

Dar el pase obedientemente a un compañero de juego no es lo suyo. Tobias Sana quiere divertirse y brillar cuando él está en el campo de fútbol. El Sueco lo que prefiere es hacer una jugada sorprendente, confundiendo a su oponente y deleitar a los fanáticos. El resultado de eso es que él ha recibido su primera invitación para unirse al equipo nacional Sueco. Entrevistamos a una de las mayores revelaciones de de los jóvenes del Ajax de esta temporada.

Tobias Sana (23) es un joven multicultural. En primer lugar, él es de Suecia, el país de su madre, donde nació y el cual está más cerca de su corazón. Pero también tiene raíces Africanas: su padre originalmente es de Burkina Faso, y se mudó a Escandinavia. Y luego pasó su juventud cerca de Gotemburgo, en un barrio popular llamado Angered, donde Tobias creció en medio de las familias de inmigrantes, muchos de los países Balcánicos. "Definitivamente he heredado algo de todas estas diferentes culturas, a veces consciente pero en su mayoría inconscientemente. Veo esto como una riqueza. Se aprende de una manera muy natural, a mirar más allá de tus propios horizontes ".
Él también sabe lo que es la pobreza. No de su propia infancia en Suecia, aunque su familia tampoco lo tuvo fácil entonces, pero de visitar a la familia en África. "A excepción de uno de los hermanos, toda la familia de mi padre ha cruzado la frontera con Ghana en los últimos años. La situación allí no es mejor que en Burkina Faso. Es uno de los países más pobres del mundo. Usted no creerá lo que ven sus ojos cuando usted llega allí por la primera vez y ve las limitaciones con las cuales las personas tienen que vivir allí. Pero siempre están alegres. Y lo bueno es que pueden apreciar las pequeñas cosas de la vida como nadie más puede hacerlo. Si usted le da un par de zapatos de fútbol a un niño en Burkina Faso, él estará en la luna durante un año. Mientras los niños aquí incluso a veces no están felices cuando reciben el juego más nuevo de computadora por su cumpleaños ".
Por supuesto estas experiencias en África lo han formado a él también, Sana asiente con la cabeza - como persona y como jugador de fútbol. "Yo siempre estoy consciente de que soy una persona privilegiada. Yo soy capaz de hacer lo que más me gusta, jugar al fútbol y me pagan por ello. Yo trato de mostrar eso cuando estoy en el campo. Me gusta ser divertido, y siempre soy un jugador que trata de hacer "algo" con el balón. Preferiblemente no hago pases por obedecer, pero quiero hacer cosas que la gente en las gradas puedan disfrutar. Si veo la posibilidad de hacer una jugada y pasar a mi oponente, entonces nunca voy a salir de ese camino. Aunque en este nivel es necesario tener en cuenta la situación en el partido. Cuando el marcador es 0-0, no se puede hacer ningún movimiento loco ".
El número 19 del Ajax se siente más como un jugador Europeo que un Africano. "Yo no soy obviamente el hombre más grande de aquí. Donde otros usan su cuerpo en el partido, yo tengo que ir a la batalla con la cabeza. Quiero decir mentalmente, por supuesto. Jugar con sus propias fuerzas. Si usted no es grande, entonces tienes que ser inteligente ".
Y el jugador pequeño de pierna derecha ha sido pues, capaz de llamar la atención de John Steen Olsen, el entrenador Danés quien chequea las competencias Escandinavas en nombre del Ajax. "Yo había oído que él había puesto el ojo en mí cuando yo todavía estaba en Qviding", dice Sana, quien tenía un contrato con Gotemburgo. "El invierno pasado, llego un nuevo entrenador y trajeron a cinco nuevos jugadores. Me pusieron a un lado por un tiempo, y tuve la sensación de que en realidad ellos no querían seguir adelante conmigo. Todavía querían que firmara un contrato nuevo, pero yo ya lo había puesto a un lado por un tiempo. Al final, estoy muy feliz de que Steen Olsen vio un jugador del Ajax en mí. Y creo que tenía razón. Me siento aquí como que estoy en el lugar correcto y mis actuaciones demuestran eso ".