Finales al alcance del dominante Ajax

Finales al alcance del dominante Ajax

Los importantes partidos en casa parecen sacar lo mejor del Ajax esta temporada. El miércoles una vez más, los jugadores del Ajax le dieron a sus fanáticos en el animado Estadio ArenA una majestuosa velada de fútbol. El Olympique de Lyon, un oponente muy estimado previo al partido, estaba abrumado a veces, y al final, podría contar con suerte de haber perdido sólo por 4-1. ¡El Ajax tiene un pie en la final de la Liga de Europa!

Por supuesto, una cierta restricción es apropiada. La diferencia entre los partidos europeos en casa y los partidos fuera de casa ha sido considerable esta temporada. Tomemos, por ejemplo, los últimos cuartos de final contra el Schalke 04. Después de un partido superior en casa, Ajax se vio obligado a luchar después de enfrentar un gran déficit durante el partido de vuelta en Alemania con el fin de ganar un lugar en la semifinal.

Sin embargo, la facilidad y superioridad con la que el equipo local jugó, después de un comienzo algo lento, da a los aficionados de Ajax la justificación completa para soñar con la primera final Europea en 21 años. El único inconveniente: al igual que contra el Schalke 04 en casa, la puntuación final debería haber sido mucho mayor. El partido podría haber sido decidido en el medio tiempo, teniendo en cuenta el control y las oportunidades que eran fuertemente a favor del Ajax.

Cambios necesarios en el equipo

Peter Bosz se había visto obligado a hacer algunos cambios en su equipo. Joël Veltman y Nick Viergever estaban suspendidos y fueron reemplazados por Kenny Tete y Jairo Riedewald, como Bosz lo había anunciado en la víspera del partido. Por el lado de Lyon, el máximo goleador Alexandre Lacazette estaba en el banquillo. Antes del partido, hubo mucha discusión sobre sí el delantero central estaría disponible para jugar ó no. Lacazette parecía estar lo suficientemente en forma para viajar a Ámsterdam con el equipo.

Como ha sido el caso anteriormente en los partidos importantes, tomó algún tiempo para que el balón empezará a rodar. Los primeros quince minutos fueron más acerca de conocer el oponente. Lyon fue claramente mejor en la fase de apertura y estuvo en la mitad del Ajax con más frecuencia. La primera oportunidad fue para el equipo francés también. Andre Onana evitó un gol en el intento desde cerca de Cornet.

El partido necesitaba algo de tiempo para desplegarse, pero cuando lo hizo, todas las estrellas estaban brillando - al menos, desde la perspectiva del equipo de Amsterdam, ya que fue más difícil para el Lyon tras el gol de apertura de Bertrand Traoré. Un tiro libre muy fuerte de Hakim Ziyech fue enviado directamente a la meta por el lateral derecho de Burkina Faso, y eso fue suficiente para firmar el primer gol a su nombre.

Una bandera roja

El gol fue como una bandera roja para un toro. Ajax parecía liberado de la tensión del partido y empezó a controlar el partido. El Ajax percibió la vulnerabilidad de Lyon y avanzaron a toda velocidad, buscando más. Y la recompensa llegó poco después. Tras 34 minutos de juego, Kasper Dolberg dobló la ventaja. Traoré fue una vez muy valioso en esta jugada. Él con un cabezazo directo a Dolberg quien llegó al frente del portero Anthony Lopes, y el jugador danés no vaciló en marcar.

Ajax tenía una ventaja de 2-0, un lujo fantástico, pero la situación podría haber sido aún mejor antes del descanso. Amin Younes apareció, totalmente libre, delante de Lopes, pero su disparo fue detenido por el portero de Lyon.
Ajax se fue a los vestidores con una ovación de pie de sus fanáticos. La prevención de goles en contra en casa es actualmente sagrado en Europa, y en esa línea de pensamiento, parecía lógico que Ajax defendería su margen de dos goles en la segunda mitad. Pero, para el gran placer de la multitud y amantes del fútbol en todas partes, Ajax no hizo nada de eso.

Ajax continuó apretando los tornillos. Lyon parecía abrumado de nuevo. La recompensa de Ajax llegó rápidamente. Esta vez, Younes fue capaz de levantar sus manos en celebración. El alemán encontró espacio y disparó con fuerza. Lyon parecía escaparse de este gol al principio, pero el disparo había pasado la línea de meta lo suficiente y el gol fue aceptado.

El Ajax no se deja llevar por el gol de Lyon

Sorprendentemente, las oportunidades siguieron presentándose en rápida sucesión. Dolberg se acercó dos veces, pero no pudo marcar su segundo gol de la noche. Lyon quería mejorar su perspectiva para el partido de vuelta y Onana, con un buen reflejo, impidió el gol de 3-1 de Nabil Fekir. Más tarde, él se vio obligado a conceder un gol a Valbuena.
Esto fue un revés, pero hay que darle un crédito inmenso al Ajax que permanecieron impertérritos con este gol en contra. De hecho, Ajax siguió adelante. Con el gol de Traoré por 4-1, el equipo local fue recompensado por sus esfuerzos.

Onana fuerte

En los minutos finales, el juego rebotó y fluyó, con posibilidades para ambos lados. Ajax seguía siendo amenazante, especialmente a través de Dolberg y Younes, pero Onana también fue puesto a prueba varias veces para evitar otro gol francés. El camerunés tuvo un gran éxito al mantener su meta sin más goles.
Es un milagro que un quinto gol de Amsterdam no fue marcado, pero no amortiguó el humor de la celebración. "Vamos a Estocolmo", cantaron los delirantes aficionados, mientras que el Amsterdam ArenA se le movían sus cimientos..