Dominante Ajax consigue pequeña recompensa con empate

Dominante Ajax consigue pequeña recompensa con empate

Igual como habían comenzado los dos partidos contra el PAOK, el Ajax también puso fin a este primer partido en contra Rostov con un empate por 1-1. Los rusos tomaron una ventaja temprana en el Amsterdam ArenA, pero el dominante Ajax, a través de Davy Klaaseen, empató el partido antes del descanso. A pesar de un predominio significativo del equipo de Amsterdam, el resultado del partido terminó en un empate.
Debido a este empate, Rostov comenzará el partido siguiente, que se lleva a cabo en ocho días, con una ligera ventaja. Ajax tendrá que marcar. Basado en la forma en que jugaron, eso parece ser posible para el Ajax, que tenía las riendas en sus manos durante casi todo el partido.

ArenA completamente lleno

El himno de la Liga de Campeones se escuchó en Amsterdam por primera vez en veinte meses. Ajax jugó su último partido de la Champions el 10 de diciembre de 2014, ante el APOEL (4-0). Ese fue el último partido de la fase de grupos, que es la etapa en la que el Ajax tiene la esperanza de pasar ahora, a expensas del equipo Rostov. Ajax fue apoyado por el estadio ArenA totalmente lleno. Se vendieron 51.463 entradas.
Al principio, las fuerzas del Rostov eran difíciles de evaluar. El club del sur de Rusia es en gran parte desconocido, pero obtuvo un segundo lugar en la Primera División y eliminó a el Anderlecht, que no son para tomarlos a la ligera. Bajo Kurban Berdyev, el rendimiento de Rostov había mejorado. En el momento del último partido en la Champions del Ajax, en diciembre de 2014, el club estaba en la parte inferior. Dieciocho meses después, Rostov estaba a punto de ganar el campeonato. Después de derrotar a Anderlecht, Berdyev anunció que se iba. Pero ya que un acuerdo con un nuevo club todavía no se ha hecho, el entrenador viajó a Amsterdam como consejero.

Defensa de balonmano

Los últimos partidos, contra Sparta y Roda, fueron de la misma manera. Ajax atacó y el oponente jugó defensivamente. El partido contra Rostov siguió este patrón también, pero parecía que el Rostov eligió intencionadamente quedarse atrás. Inmediatamente después del saque inicial, los visitantes armaron un tipo de defensa de balonmano, que es la marca comercial del equipo.
No le hizo muy bien a el Ajax que la primera oportunidad de Rostov resultó en un gol inmediato. Después de trece minutos, el jugador Christian Noboa envió a Jasper Cillessen en el lado equivocado con un tiro libre: 0-1. El ArenA se quedó en silencio. Antes de eso, el Ajax había jugado dominantemente. El resto de la primera mitad no fue diferente. El equipo local apretó las tuercas, encontró espacios libres en la defensa rusa con regularidad, pero esto no resultó en un gol.
El portero Soslan Dzhanayev estaba siempre en el camino. Él desvió un cabezazo de Klaassen, un tiro de larga distancia de Anwar El Ghazi, y también bloqueó un doble intento de Bertrand Traoré y, más tarde, de Amin Younes. Este último jugador también tuvo la mejor oportunidad del primer tiempo. El alemán disparó en el segundo palo después de un buen pase de El Ghazi.

Sangre fría

Pero el Ajax fue recompensado por su arduo trabajo en la primera mitad. El árbitro escocés, Collum, indicó el punto de penalti después de que el disparo de Riechedly Bazoer fue tocado por la mano de Cesar Navas. El capitán Klaassen disparó con sangre fría - como lo había hecho contra el PAOK - y marcó su tercer gol en Europa de esta temporada: 1-1.

La segunda mitad tuvo una conclusión menos espectacular que la primera. Ajax todavía era dominante, pero las oportunidades se presentaron a un ritmo mucho más lento que antes del descanso. Traoré tuvo una buena oportunidad, pero su remate de cabeza tras otro pase de El Ghazi fue salvado por Dzhanayev. El excepcional portero también detuvo un potente disparo de larga distancia de Gudelj a los 68 minutos.
Bosz trató de darle al equipo de Amsterdam un nuevo impulso en los últimos minutos, con la entrada el campo de Kasper Dolberg y Mateo Cassierra, pero era demasiado tarde. Evitar un segundo gol era la prioridad, para que el Ajax no tuviera una derrota en ese punto.