Decepción para Ajax

Decepción para Ajax

Ajax no logró clasificarse para la Liga de Campeones UEFA en el partido decisivo del martes. Rapid Wien fue demasiado fuerte en el estadio ArenA en Amsterdam: 2-3. Una semana después del empate de 2-2 en Viena, este fue un resultado desastroso. Lo que queda ahora son dos partidos de clasificación para la Liga Europa UEFA.

El primer partido oficial en casa del Ajax de la temporada 2015-2016 fue de un alto riesgo. El resultado del primer partido (2-2) fue la causa de la tensión en el completamente lleno Amsterdam ArenA. El miércoles, desde el principio del partido fuera de casa el Ajax tuvo muchas oportunidades para asegurar su lugar en la Liga de Campeones UEFA. Una temprana ventaja de 2-0 fue descuidadamente regalada. Con el resultado final de 2-2, fue el equipo Rapid Wien, el que tenía la ventaja mental para el segundo partido.

El equipo de Zoran Barisic ciertamente no carecía de confianza. Rapid ganó su segundo partido de la competición el pasado fin de semana, derrotando al FC Salzburg por 1-2. Hace dos temporadas, fue FC Salzburg el que había sido demasiado fuerte para el Ajax, eliminándolos de la Liga Europa UEFA.

El partido de vuelta en el ArenA podría haber ido en cualquier dirección el martes. El deseo de Ajax de pasar a la siguiente ronda le dio un gran ambiente a el estadio. El plan del Ajax era marcar lo más rápido posible. Con el fin de calmar la ansiedad, el segundo partido, de preferencia tenía que ser decidido desde el principio.

Frank de Boer dejó a Viktor Fischer en el once inicial contra el Rapid Wien. El día antes, el entrenador del Ajax había dicho que el danés sería capaz de jugar durante una hora como máximo. El lateral izquierdo Fischer, se hizo cargo de la posición de Daley Sinkgraven de la semana pasada, aunque el animado Sinkgraven había jugado principalmente como delantero izquierdo en Viena. Nemanja Gudelj - quien tenía un lugar en el Ernst Happel Stadion - fue relegado al banquillo. Los otros diez jugadores del Ajax fueron los mismos que habían jugado hace una semana al inicio del partido.

Un gol temprano fue marcado en el animado ArenA, sin embargo, no por el equipo deseado. El gol 0-1 de Robert Beric, en el minuto doce fue precedido por un lío en la defensa del Ajax. El defensa Sinkgraven, perdió la posesión con demasiada facilidad, después de lo cual el balón cayó, a través de Steffen Hofmann y Stefan Stangl, en la cabeza de máximo goleador del club. Beric fue capaz de marcar, sin obstáculos: 0-1. El descontento posterior de Cillessen decía mucho.

No fue una sorpresa para nadie, que el equipo austriaco entonces levantó un muro en la defensa. El ofensivo equipo local a veces se enfrentaba a diez, o incluso once jugadores del Rapid en frente del balón. Este espacio mínimo para moverse y jugar obviamente hacía difícil encontrar una abertura. Ajax no creó muchas oportunidades. El objetivo del juego era sobre todo estar alerta ante los disparos de Beric. El jugador de eslovenia había mostrado su clase la pasada temporada al marcar 27 goles.

A la mitad del primer tiempo, Fischer vio su intento irse por encima de la meta de Jan Novota. Ajax no estuvo mucho más cerca de marcar. El equipo local trabajó fuerte y fue resistente, pero todo fue en vano. De hecho, fue Rapid, el que volvió a marcar antes del descanso. Louis Schaub hizo un disparo de larga distancia - por desgracia tocó a Joël Veltman en el camino – y aterrizó en el rincón más alejado de la meta. Este gol 0-2 fue como un choque. Un lugar en los play-offs de la Liga de Campeones parecía estar fuera del alcance.

Sin embargo, la esperanza brilló en los corazones de Amsterdam de nuevo. Ajax logró hacer en el segundo tiempo lo que no lo habían hecho en el primero: marcar en el principio. Y con un tiro fantástico, el delantero Arek Milik puso a Ajax a un paso más cerca de Rapid Wien: 1-2. Además del gran disparo, mención de honor también para el perfecto pase del lateral izquierdo Mitchell Dijks.

Nemanja Gudelj remplazó a Fischer en la última media hora. Doce minutos después del debut en casa del serbio, Yaya Sanogo también entró al campo. Con veinte minutos por jugar, todos esperaban por una sorpresa. Lo qué Rapid le había hecho al Ajax en el primer partido (de 0-2 a 2-2) necesitaba ser igualado, o mejor aún, superado.

El 2-2 del sustituto Gudelj lleno de éxtasis al ArenA. De pronto, la esperanza estaba viva. Quince minutos antes del final, parecía posible lograr una hazaña sensacional. Pero esto no detuvo la capacidades venenosas de marcar de Rapid. Sólo dos minutos después del gol del empate, Schaub marcó de nuevo. La euforia en el ArenA se extinguió.

Por lo tanto, el billete para las eliminatorias de la Liga de Campeones fue ganado por el equipo austríaco. Ajax sólo se queda con una mala resaca. Pero el equipo de Amsterdam tendrá que reagruparse rápidamente y centrarse en el partido que le queda de clasificación para la Liga Europa UEFA. En la temporada 2015-2016 sólo se han jugado dos partidos, pero ya está llena de decepción para el equipo de De Boer.