Ajax se queda corto en importante partido

Ajax se queda corto en importante partido

Ajax ha empatado por la tercera vez en cuatro partidos. A pesar de la ventaja en el campo, el campeón nacional no logró derrotar a FC Twente. Miralem Sulejmani fue el único que anotó. Por lo tanto, el partido fue emocionante hasta el final, y Luuk de Jong aprovechó de anotar con un cabezazo: 1-1.

Antes del partido, el entrenador Frank de Boer indicó que en contra el FC Twente no iba a ahorrar ningún jugador, en vista del partido de la Liga de Campeones el Martes en contra del Real Madrid. La Liga Nacional es la competición más importante para el Ajax y por eso el partido en casa contra el FC Twente tiene que ser ganado. A principios de semana, De Boer había recibido la buena noticia de que ambos Miralem Sulejmani y Vurnon Anita estaban disponibles para jugar. El multifuncional Anita por lo tanto, podría jugar como lateral izquierdo de nuevo, sustituyendo a el infortunado Nicolai Boilesen quien se lesionó su tendón durante el partido fuera de casa ante el PSV.
De Boer estaba mentalmente positivo antes del partido, ya que en los dos anteriores encuentros con el FC Twente, el partido del campeonato y el partido por el trofeo de Johan Cruyff, le dieron una buena sensación. Él consideró a Ajax como el ganador moral de los dos partidos, aún cuando perdierón en el partido por el trofeo de Johan Cruyff. Él sintió lo mismo acerca de la primera mitad del partido de hoy. Durante ese período Ajax dominó, y dentro de cinco minutos crearon dos grandes oportunidades. Gregory van der Wiel, quien jugó su partido oficial número 170 para el Ajax 1, alcanzó en su primer intento la línea de portería. Su disparo se fue con fuerza a lado de la portería. Tres minutos más tarde el ataque vino por la izquierda, entonces la pelota terminó en Sulejmani. El delantero, quien se recuperó rápidamente de una lesión, disparó de cerca al lado de la arquería. Pero después de diez minutos, vino el gol: después de un tiro de esquina de FC Twente, se puso en marcha Kolbeinn Sigthórsson y Derk Boerrigter quien venció claramente en velocidad a su marcador Cornelisse. El lateral izquierdo, desarrollado en la academia juvenil de Twente, trasladó la pelota después de una impresionante carrera, y entonces Sulejmani anotó el gol.
Ajax continuó, mantuvo velocidad y encontrando al jugador libre, y el decepcionante equipo de Twente milagrosamente impidió que Ajax anotará más goles. De un saque de esquina, Vertonghen encontró el fondo de la red con un buen cabezazo, pero su gol fue anulado erróneamente por fuera de juego. Justo en la media hora, después de una buena jugada de Sigthórsson, parecía que iban hacer el 2-0, pero Siem de Jong encontró a Mihaylov en la trayectoria de su tiro. El 1-0 fue un resultado pobre en el medio tiempo dado el predominio de Ajax. "Tuvimos las oportunidades de hacer tres o cuatro goles más. Hemos sido pacientes, presionamos bien. Se veía bien'', dijo De Boer después del partido.

En el inicio de la segunda mitad, Ajax también tenía el control, pero después que Denny Landzaat entró en el campo por FC Twente, esto cambió. El sustituto tiró un cabezazo que necesito de una parada espectacular de Vermeer. En el minuto 69, Siem de Jong tenía una buena oportunidad de marcar su gol número 40 con el Ajax, pero cara a cara con Mihaylov perdió su oportunidad. Twente presionó a Ajax para jugar hacia atrás, y desapareció el dominio que tenían en la primera mitad. En los últimos diez minutos del juego, cuando Ajax parecía recuperar el control, entró Dmitry Bulykin a sutituir al agotado Sigthórsson.
Twente siguió adelante con todo lo que tenían, lo cual creo espacios en el fondo que Anita y Janssen parecían aprovechar en el minuto 85. Anita hizo un pase para Janssen, sin embargo, fue leido bien por Wisgerhof. Debido a que el Ajax no completó esa oportunidad, el Twente mantuvo la esperanza. El equipo de Co Adriaanse – quien celebró su partido número 500 como entrenador en la Liga - finalmente transformó esa esperanza en un empate hecho por Luuk de Jong, a tres minutos del final: 1-1. "Esto es amargo" De Boer concluyó. "Esta fue una lección muy costosa. Deberíamos haber jugado uno a uno adelante. Mi equipo y yo nos podemos culpar por eso. En el lado positivo: si se pueden crear muchas oportunidades contra un equipo bueno, como el FC Twente, nos estamos moviendo en la dirección correcta ".