Ajax se olvida de decidir el clásico

Ajax se olvida de decidir el clásico

Después de su victoria ante el Manchester City, Ajax no fue capaz de continuar en el mismo camino positivo. En un antiguo y agitado Kuip, el clásico terminó en un empate de 2-2. El equipo de Amsterdam estuvo liderando el partido dos veces, pero fueron incapaces de apretar el gatillo final. Ajax terminó el partido con diez hombres tras la tarjeta roja de Moisander.

Nunca cambies a un equipo ganador – ese debe haber sido el pensamiento de Frank de Boer cuando él seleccionó la alineación inicial para el clásico. Cuatro días después de una gran victoria ante el Manchester City (3-1), el entrenador del Ajax repitió la alineación del partido de la Liga de Campeones a mitad de semana para este encuentro en De Kuip. Christian Eriksen entonces apareció en la posición de delantero central otra vez. Pero el jugador del Ajax volvió a hundirse más hacia la línea media esta vez que en contra de los ‘Sky Blues’. Eriksen fue más un falso delantero central en este partido en De Kuip.
Esto no detuvo a Eriksen para marcar el primer gol en De Kuip, al igual que lo hizo la temporada pasada. Después de una previa jugada excelente del lateral izquierdo Ryan Babel, el Danés marcó después de doce minutos: 0-1. La temporada pasada, la figura principal del Feyenoord John Guidetti personalmente borró el déficit de 0-1 y lo convirtió en una victoria para el equipo de Rotterdam (4-2, tres goles de Guidetti). El jugador del Manchester City estuvo presente entre los espectadores esta vez. A el favorito del público le agradecieron efusivamente por la temporada pasada, en la cual él llevaba la camiseta de Feyenoord como jugador cedido por el Manchester City. Si usted no supiera, se podría pensar que el Sueco había estado jugando en De Kuip durante toda su vida.

En Twitter, Guidetti ha expresado su deseo de que el Ajax sea derrotado por "sus" dos equipos tanto el Manchester City como el Feyenoord. El miércoles, se hizo evidente que al menos la mitad de ese deseo resultó ser una ilusión. Pero el defensa Jean-Paul Boëtius puso al equipo de Rotterdam un paso más cerca de la victoria. El debutante lateral izquierdo logró marcar con muy poco espacio: 1-1. El tiro de rebote de Boëtius entró en la meta, después de un intento fallado del centrocampista Lex Immers. El nativo de Den Haag perdió la oportunidad de marcar el gol desde muy cerca en la meta del Ajax casi cómicamente.
Frank de Boer: "Antes del descanso, jugamos muchos balones verticales, cuando en realidad teníamos que encontrar la abertura horizontal hacia De Jong y Eriksen. Eso llevó a una cantidad innecesaria de perdida de balón. Y eso fue una pena porque teníamos el espacio ".
El entrenador de Feyenoord y ex jugador de Ajax Ronald Koeman, sorprendió a todos de antemano al darle un puesto en el once inicial al talento Boëtius en el clásico. El novato le pagó la confianza a su entrenador con su fresco y desinhibido juego, además de un gol. El joven jugador Internacional inicialmente tuvo demasiado tiempo y el espacio para mostrar sus talentos. Cuando su rival directo Ricardo van Rhijn le quitó algo de ese espacio al cubrirlo más de cerca, Boëtius se convirtió en menos prominente en el partido.
La pregunta a mitad del primer tiempo fue como Ajax se recuperaría después del gol del empate en el clásico número 113. ¿Volvería tan pronto su notoria inconsistencia de nuevo después de un duelo europeo entre semana? "Ustedes son tan buenos como en su último partido", De Boer les había dicho a sus jugadores después de la victoria que les dio confianza contra el campeón Inglés. Continuando por la misma fuerte ruta y lograr un buen resultado ante el Feyenoord sería un impulso. Ajax tuvo suerte cuando Wesley Verhoek, después de media hora de juego, estaba libre delante de Kenneth Vermeer, pero su disparo fue desviado. Anteriormente, Tobias Sana había visto a su tiro finalizar en las puños de Kostas Lamprou.
Tres minutos después del descanso, Ajax - mantuvo la calma y la organización intacta tras el gol en contra – tuvo la ventaja de nuevo, a través de Siem de Jong. El capitán marcó desde corta distancia tras un fuerte tiro libre de Eriksen. La ventaja de 1-2 fue un respaldo para el equipo de De Boer. Una vez más, fue el equipo de Rotterdam el que necesitaba recuperar el territorio perdido. Después de aproximadamente una hora, Immers fue el que estuvo más cerca de empatar el partido. El centrocampista disparó por encima al principio, pero poco después de eso, disparó un mejor tiro. Kenneth Vermeer se quedó tendido transversalmente ante el de tiro de larga distancia de Immers.
Ajax tuvo que terminar el partido con diez hombres. Quince minutos antes del final, Niklas Moisander recibió su segunda tarjeta amarilla. El Finlandés se vio obligado a retirarse a los vestuarios antes. De Boer: "Esa segunda tarjeta amarilla fue un castigo muy fuerte. Antes de esa tarjeta roja, nosotros teníamos todo bajo control con once contra once ". La reacción del entrenador del Ajax fue la de traer al defensor Dijks Mitchell por el centrocampista Lasse Schöne. Daley Blind completó una vez más el clásico en el centro de la defensa. Anteriormente, el equipo de De Boer había comenzado el segundo tiempo con Miralem Sulejmani en la posición de Sana. Eyong Enoh reemplazó a Babel en los últimos minutos.
Los diez jugadores del Ajax parecían a punto de completar su misión con éxito. Pero eso fue sólo una ilusión, cuando Graziano Pelle marcó en el minuto noventa. El delantero central Italiano disparó el balón desde cerca más allá de Vermeer – quien estaba, por una vez, indefenso. De Boer: "Tenemos que ser más fuertes en estas situaciones y bloquear el balón. Nunca se debe dejar a un oponente jugar libremente cuando él está en la línea de meta ".
Vermeer salvó a su equipo de una derrota en tiempo extra al detener un fuerte cabezazo del mismo jugador del Feyenoord con un excelente reflejo. Así que el clásico terminó en un empate por 2-2, un resultado que asegura que el Ajax, después de estar a la cabeza dos veces, regresará a Amsterdam con una persistente sensación de insatisfacción. En cualquier caso, esto se aplica para De Boer: "Esto es muy decepcionante. Al igual que la semana pasada contra Heracles, hemos regalado una ventaja en los últimos minutos. Ahora sólo nos llevamos a casa dos puntos de los dos últimos partidos de la competición. Eso es muy poco. Se siente como que estamos aquí parados con las manos vacías ".