Ajax sabe lo que es ganar de nuevo

Ajax sabe lo que es ganar de nuevo

Ajax ganó con una convincente victoria contra el Roda JC en la noche del Sábado. Después de jugar cinco partidos sin ganar en la competencia, el Ajax pusó un fin a su negativo período con un rotundo resultado 0-4. Christian Eriksen tuvo un papel importante en esta victoria, con dos asistencias y un gol. Por otra parte, por primera vez en la competición, Ajax mantuvo la portería a cero en esta temporada.

La victoria del Ajax fue vigorizante de varias maneras. Para empezar, ellos finalmente ganarón y además mantuvierón la portería a cero. El hecho que anotarón cuatro goles también fue importante, tanto para la confianza del equipo y como para el balance de los goles. Cuatro días antes del crucial partido contra el Dinamo Zagreb en la Liga de Campeones, la segunda parte del díptico del Ajax contra el Roda JC terminó siendo el perfecto calentamiento.
"Normalmente, dos partidos consecutivos contra el mismo oponente es muy difícil", dijo Frank de Boer después. "Si ganas el primero, a menudo no se gana el segundo. Pero después del partido del Miércoles, tuve la sensación de que podíamos ganar de nuevo si jugabamos un poco más inteligente. Y esta noche, lo hicimos. Nunca hemos ganado con una gran puntuación en Kerkrade. No soy alguien que está satisfecho con facilidad, pero esto es increíble para el grupo. Esta victoria es un gran impulso ".

En Kerkrade, De Boer ha elegido el mismo plan de ataque que utilizó tres días antes en el partido por la copa contra el Roda. De este modo incorporó en el sistema tres defensas y cuatro centrocampistas. Los únicos cambios en la alineación fueron Kenneth Vermeer, quien estaba suspendido, y Christian Eriksen. El Danés jugó en lugar de Dmitry Bulykin, y Siem de Jong jugó una vez más como delantero central en esta ocasión.
Ajax tuvo un comienzo prometedor. Eriksen puso a su equipo con ventaja en el minuto seis después de una buena combinación con Theo Janssen. El jugador Danés hizo un acabado perfecto en el ataque: 0-1. Ajax no se había dado el lujo de anotar el primer gol en mucho tiempo. Últimamente, se necesitó de un gol en contra para encender fuego en el equipo, y motivarlos a que algo suceda. Esta vez no necesitarón de un gol para espertarlos.

Este gol rápido que abrió el marcador fue seguido de forma apropiada. Eriksen y Janssen se turnaron y hicieron varios intentos para anotar un gol antes del descanso, pero el momento más peligroso en realidad vino de Roda. Debido a una falta de comunicación entre Jan Vertonghen y Vermeer casi recibe el equipo local un gol de regalo. Una complicada jugada que trajó de regreso la pelota tomó por sorpresa al portero del Ajax, pero fue el propio Vertonghen quien impidió al delantero central de Roda, Mads Junker de sacar provecho de la equivocación.
El comienzo de la segunda mitad fue una fotocopía del exítoso inicio de la primera mitad. Gracias a un rápido tiro libre de Eriksen, Janssen anotó: 0-2. El segundo gol liberador inspiró al Ajax para seguir adelante. Siete minutos después del segundo gol, Jody Lukoki hizo su contribución al marcador. Después de un fuerte pase de Anita Vurnon, el lateral derecho envió su disparo a la portería: 0-3.

Con una gran ventaja a su favor, el Ajax desaceleró su ritmo en la última media hora. Esto le dio a De Boer la oportunidad de traer a Lorenzo Ebecilio y Aras Özbiliz. Ambos delanteros estaban de regreso a la selección después de haber estado lesionados, y se les dio la oportunidad de empezar a acostumbrarse un poco a el ritmo de juego con la comodidad de una ventaja de 0-3. Esto le permitió a Derk Boerrigter – quien anotó dos goles el pasado Miércoles - descansar un poco antes del importante partido en casa contra el Dinamo Zagreb.
Hubo varios resultados positivos de esta generosa, bien merecida victoria. Eriksen incluso tuvo la oportunidad de jugar como delantero central durante los últimos quince minutos. Y jugando en esta posición, hizo otra asistencia. Ėl puso a Ebecilio en una posición para coronar su regreso con un gol, haciendo que la victoria del Ajax fuera aún más grande. Y el largo viaje de regreso a Amsterdam emocionalmente más corto.