Ajax recompensado en De Kuip

Ajax recompensado en De Kuip

Ajax logró una merecida victoria en el Clasico el domingo. El equipo de Amsterdam se esforzó, pero, gracias a un poco de suerte y al buen trabajo del portero Jasper Cillessen, llegaron a la línea final como vencedores en un partido muy disputado, 0-1. Ricardo van Rhijn marcó el gol de la victoria en De Kuip.

De Boer recompensó a Niki Zimling con un puesto de titular en el Clásico por su gran juego como sustituto contra el Paris Saint-Germain . El experimentado Danés formó un equipo en el medio del campo con Davy Klaassen y Thulani Serero. Ajax tuvo que arreglárselas en Rotterdam sin el lesionado Lasse Schöne . El danés ha estado sufriendo de una lesión en la ingle desde el último partido de la Liga de Campeones. Esto limpió el camino para Anwar El Ghazi en la parte ofensiva. El nativo de Rotterdam comenzó en la parte derecha contra su antiguo club; El Ghazi fue un jugador de la Academia de Varkenoord durante dos años, y también jugó en el Sparta. A la izquierda, al lado del delantero Kolbeinn Sigthórsson, estaba Lucas Anderson.


La 59 edición del Feyenoord - Ajax fue también un verdadero duelo de arqueros. A sólo tres semanas después de su rápida transferencia a De Kuip, Kenneth Vermeer se enfrentó a su antiguo club. El nativo de Amsterdam luchó un partido dentro de un partido contra Jasper Cillessen, el hombre que, literalmente, lo condujo fuera del ArenA. Se estaba hablando de antemano sobre este partido entre el número cinco (Ajax) y catorce (Feyenoord) de la Eredivisie acerca de quien podría lograr la victoria en este prestigioso duelo. Basado en los resultados de este clásico, las probabilidades estaban en contra de Vermeer - como jugador del Ajax, que nunca había ganado en Rotterdam (5 derrotas, 1 empate). El ex jugador del Ajax vio a sus tres primeros duelos con los jugadores de Feyenoord terminar en derrotas también.


Entre semana, en la Liga Europea, el Sevilla había sido demasiado fuerte en el segundo torneo europeo de clubes. Por otro lado, el Ajax había ganado una considerable confianza en el partido de Liga de Campeones en casa ante el PSG: 1-1. La pérdida del jugador multifuncional Schöne fue una decepción. El equipo local también estaba en desventaja sin el lesionado Lex Immers. El veterano Khalid Boulahrouz ha estado fuera de acción desde hace bastante tiempo en el equipo del entrenador Fred Rutten. De todos los fanáticos de Feyenoord, debe haber sido el mismo entrenador él que más anhelaba una victoria para cambiar el rumbo de un período magro y sin frutos.



Las estadísticas estaban en ventaja del equipo de Amsterdam de antemano. Históricamente, el Ajax ha ganado con más frecuencia en Rotterdam que el Feyenoord (20 victorias Amsterdam vs 18 victorias Rotterdam). De los últimos 21 clásicos disputados en Rotterdam, Ajax sólo ha perdido uno. John Guidetti le dio a Feyenoord una victoria por 4-2 en enero de 2012 con su 'hat trick'. El inicio estéril de la temporada que el equipo de Rotterdam está experimentando, junto con las estadísticas desfavorables, hacían ahora más que nunca que el Feyenoord logrará una victoria en el Clásico.


Esa victoria, y el giro que necesitaban desesperadamente de este mal comienzo de la temporada, parecía cada vez más lejos. El primer tiempo fue tumultuoso. Este último clásico fue memorable por los desarrollos en los primeros once minutos, incluso teniendo en cuenta la ilustre historia de los Clásicos. Feyenoord abrió fuertemente y jugó por completo de una manera ofensiva. En los primeros cuatro minutos, Jordy Clasie (tiro libre) y Ruben Schaken (cabezazo) habían pegado en el travesaño por encima Cillessen. Parecía ser sólo una cuestión de tiempo antes de que llegará el gol de apertura de Rotterdam. Pero fue el Ajax el que marcó. Ricardo van Rhijn disparó su tiro libre, de veinte metros, fuera del alcance de Kenneth Vermeer, en la meta de Feyenoord: 0-1.

El equipo de Rotterdam siguió presionando y fue el mejor equipo en el primer tiempo. Fue ilustrativo que Anwar El Ghazi fue el primer jugador del Ajax en acercarse a la meta de Rotterdam, y esto fue apenas después de 26 minutos de juego. La mayoría de los ataques iban hacia la meta del Ajax. Ajax tuvo la suerte cuando el delantero central Colin Kazim-Richards se encontró cara a cara con Cillessen. El intento del jugador turco del Feyenoord salió desviado. Todos los espectadores del Ajax (personal técnico y directivo en De Kuip y los aficionados viendo en la televisión) deben haber respirado un suspiro de alivio. Ajax todavía tenía la ventaja al medio tiempo.


Tras el descanso, Feyenoord continuó en la misma línea. Ajax luchó para llegar hasta Vermeer. Con Lerin Duarte, quien estaba jugando un poco más hacia la parte posterior, como sustituto de Andersen, la ventaja debería mantenerse, o aún mejor, haber aumentado. Más tarde, Nick Viergever reforzó el centro del campo, al sustituir al cansado Zimling. Por desgracia, este no logró el resultado deseado. Rutten hizo un cambio a favor de la parte ofensiva mediante la sustitución de su defensa Terence Kongolo por el delantero Mitchell Te Vrede. De Boer reaccionó cambiando a El Ghazi por el fresco y descansado delantero Ricardo Kishna.


Cillessen mantuvo su club a flote con una salvada de clase mundial ante un cabezazo de Jean-Paul Boëtius. El arquero del Ajax también estaba alerta ante un disparo peligroso del suplente Tonny Vilhena. Vermeer apenas vio más acción. Al final, el Feyenoord no consiguió lo que habían deseado tanto: el (bien-merecido) gol del empate. Sobre todo porque Cillessen hizo dos brillantes salvadas más en el tiempo extra. Así Ajax se mantuvo firme en el tumultuoso Kuip. Los actuales campeones nacionales llegaron a la línea final del clásico con el dulce sabor de la victoria en sus bocas.