Ajax puede vivir con un punto del Clásico

Ajax puede vivir con un punto del Clásico

El objetivo era derrotar a el Feyenoord, pero al final, el Ajax tuvo que contentarse con un empate en este Clásico. Ajax tuvo un tiempo difícil en los primeros 55 minutos, pero un gran gol de Kasper Dolberg le devolvió la fe al equipo de Amsterdam. Al final, poco antes de que finalizará el partido, el gol del empate llegó por medio de Dirk Kuyt. Una decepción, pero, teniendo en cuenta todo el partido, el empate fue probablemente el resultado justo del partido.

Como siempre, hubo la tensión pre-requisito del partido. Los equipos clasificados número uno y dos hacen de este partido un espectáculo para morderse las uñas. Por primera vez en dieciséis años, estaba el líder Feyenoord recibiendo a su rival de Amsterdam. La diferencia de puntos entre los equipos era de cinco puntos a favor para el equipo de Rotterdam. Con el fin de no quedarse atrás al principio de la temporada, el Ajax no podía permitirse una derrota.

Schöne

Pero, francamente, lo que Ajax quería era reducir la ventaja con su rival a dos puntos. Teniendo en cuenta el estilo y la filosofía propia del Ajax, Peter Bosz anunció que iban por la victoria. El entrenador le había dado hasta un punto de partida a Lasse Schöne. El danés no había jugado en el partido a mitad de semana en el Celta de Vigo (2-2) debido a una lesión en el pie, pero él se recuperó a tiempo para estar en el saque inicial en el sur de Rotterdam. De lo contrario, la alineación del Ajax sería idéntica a la que había sido en Vigo.
Pero las buenas intenciones no le dieron su fruto a Ajax en el principio. Empujado por los fanáticos locales, el equipo de Rotterdam estaba en el asiento del conductor. La gran diferencia era que el Feyenoord ganó sus duelos individuales con mayor frecuencia, y fueron más precisos con el balón. Al final, el Ajax no creó mucho peligro en la primera mitad. Hakim Ziyech envió un disparo de larga distancia por encima de la meta, mientras que un pase de Joël Veltman carecía de precisión.

Alivio

Por el contrario, el Feyenoord tuvo tres grandes oportunidades. En el minuto doce, Bilal Başaçıkoğlu estaba libre al frente de Onana, pero el portero camerunés hizo bien su trabajo y evitó el gol. Onana no tuvo que tomar ninguna acción en la próxima oportunidad. Después de aproximadamente media hora, Kuyt disparó por encima desde la línea de meta. El último intento fue de Eric Botteghin, y fue quizás la mejor oportunidad. El brasileño con un cabezazo, pero este se fue por encima de la meta. El Ajax hizo un suspiro de alivio después, y una vez más antes del descanso, cuando un disparo de Jens Toornstra se fue por un costado de la meta.
El equipo se retiró a los vestuarios con una puntuación de 0-0 en el medio tiempo, algo que Ajax no estaba en posición de quejarse. La ruptura parecía ser un momento perfecto para Bosz de reunir a sus jugadores. Los primeros diez minutos no dieron ningún resultado, ya que el Feyenoord fue mucho más fuerte después del descanso.

Bonito gol de apertura

Pero a los 55 minutos, Dolberg mostró sus cualidades. El danés hizo lo que su colega desde el lado opuesto, Nicolai Jørgensen, había dejado de hacer: marcar. Dolberg escontró espacio a través de Ziyech, pasando a Jan-Arie van der Heijden, y fue más listo que el portero Brad Jones con su disparo: 0-1. El gol no era el reflejo de la fuerza relativa de cada equipo en el campo, pero nadie en el campo de Amsterdam se quejó de eso.
Van der Heijden era el único ex jugador del Ajax en la selección del Feyenoord. El otro, Kenneth Vermeer, está todavía de baja debido a una lesión. Su reemplazo, Jones fue casi tomado por sorpresa una vez más por Dolberg, pero esta vez, el disparo del joven delantero fue un poco desviado.

Feyenoord estaba sorprendido por el gol del Ajax. Por lo tanto, el Ajax tomó el control del partido, dirigido por el dominante Davinson Sánchez, y no se inmutó por las sustituciones hechas por el entrenador del Feyenoord, Giovanni van Bronckhorst. De hecho, parecía que el Ajax tenía más que dar. Dolberg y el sustituto Anwar El Ghazi, entre otros, hicieron varias jugadas oportunistas.

El ritmo del partido se puso lento, que era natural teniendo en cuenta que ambos equipos habían jugado partidos difíciles el jueves. Ajax parecía a punto de llevarse la victoria, pero, poco antes del final del partido, el gol del empate fue marcado. El sustituto Eljero Elia le paso el balón a Kuyt, y él estaba más alerta que Mitchell Dijks, quien entró en el campo como sustituto en el lado del Ajax. Esta fue la última palabra, y el Ajax se fue a casa con un punto.