Ajax gran ganador al reanudar temporada

Ajax gran ganador al reanudar temporada

Ajax ha tenido un comienzo excelente en la segunda mitad de la temporada. Ajax fue demasiado fuerte para el Feyenoord en el Amsterdam ArenA, derrotándolos por 3-0. Viktor Fischer (2) y Christian Eriksen marcarón para el Ajax. Kenneth Vermeer detuvo un tiro penal después del descanso. Ajax jugó con diez hombres durante la última media hora después de una tarjeta roja para Ricardo van Rhijn.

Ajax terminó siendo el gran ganador del fin de semana. La primera ronda de la competición de 2013 fue bien para el Ajax en prácticamente todos los frentes. Después que PSV, FC Twente y Vitesse todos perdieron puntos el viernes y el sábado, el Ajax ganó ante su competidor Feyenoord el domingo. Todo ello da como resultado que el Ajax está a un punto del líder FC Twente. Un comienzo de la segunda mitad de la temporada no podía haber sido mejor.

El estadio ArenA tuvo una metamorfosis durante las vacaciones de invierno. Mientras Ajax estuvo en Brasil a principios de este mes, el edificio y las gradas principales tuvieron significativos cambios. Los canales del lado oeste han sido cerrados y se han colocado allí 900 nuevas plazas. Por otra parte, los dug-outs se han integrado en las tribunas de honor, casi dando la sensación de que el ArenA es un estadio Inglés. En este espectacular escenario, hubo un minuto de silencio de antemano como un homenaje al miembro de honor Wim Schoevaart (94), quien había fallecido recientemente.

El silencio absoluto del estadio justo antes del saque inicial fue un fuerte contraste con el ruido que llenaba las gradas durante el primer tiempo. El récord de asistencia de casi 53.000 espectadores fue un verdadero torbellino durante los primeros 45 minutos. Con dos goles, Viktor Fischer fue el hombre del partido. Justo como lo había hecho ante el PSV antes de las vacaciones de invierno, el danés de 18 años tuvo un rol principal en este partido contra el Feyenoord. Después de seis minutos y cuatro segundos, Fischer llevó al ArenA a sus primeros momentos de éxtasis en este Klassieker (clásico). En un pase de Niklas Moisander, él primero pasó a la izquierda a Daryl Janmaat, y posteriormente superó al portero del Feyenoord Mulder: 1-0.

Un minuto después del gol 1-0, los invitados tuvieron una gran oportunidad para empatar el partido. Lex Immers tuvo el gol 1-1 en sus pies, pero Kenneth Vermeer se interpusó en su camino y detuvo el penalti. La mejor oportunidad del Feyenoord en el partido acababa de ocurrir en el primer tiempo. Ajax fue abrumadoramente más fuerte y más peligroso. Por ejemplo, Christian Eriksen pudo haber- y tal vez debería haberlo hecho - duplicado el marcador en el minuto diez. Pero en ese momento, Eriksen carecía de precisión que su compañero danés había exhibido minutos antes.

Frank de Boer: "Hemos sido igual en los primeros quince minutos, pero después de eso, tuvimos el partido bajo control. Fuimos especialmente buenos en la defensa. Estoy muy contento con el resultado y con el juego que mostramos. Aunque yo creo que podemos hacerlo mejor. Veo un montón de confianza en el equipo. Esperemos que podamos transmitir ese sentimiento por el mayor tiempo que sea posible ".

La diferencia en el campo fue en realidad más grande que el margen en la lista de clasificación. Previamente, el Ajax y el Feyenoord tenían el mismo número de puntos. Sin embargo en el ArenA, el Ajax fue claramente superior al equipo de Rotterdam. Esto se puso de manifiesto una vez más cuando Joris Mathijsen cometío un error descuidadamente cinco minutos antes del descanso. El jugador de 84 partidos internacionales jugó mal el balón frente a su propia meta a Fischer, quien sabía exactamente qué hacer con él: 2-0. El delantero de Aarhus tuvo la oportunidad de inmortalizarse a sí mismo treinta segundos más tarde, cuando tuvo el tercer gol a sus pies.

Ese tercer gol llegó a mitad de camino del segundo tiempo. No fue Fischer - quien había sido sustituido en ese momento - pero su compatriota Christian Eriksen quien pusó su nombre en el tercer gol. Su patada giratoria aterrizó precisamente entre los postes.

La única mancha negra de la tarde fue la tarjeta roja de Ricardo van Rhijn. El defensa derecho del Ajax recibió su segunda tarjeta amarilla en el minuto 64 tras una falta sobre el jugador de Feyenoord, Boëtius en la línea de meta. Feyenoord no logró capitalizar el penalti concedido. Vermeer tuvo el título de ‘Jugador del partido de Ajax’ al detener el penalti de Immers. El daño se limitó a eso. Por último, estos incidentes fueron sólo pequeñas notas en esta quincuagésima victoria de la competencia contra el Feyenoord. El sello de aniversario de esta victoria en el Klassieker (clásico) terminó con un resultado bien merecido: 3-0.