Ajax esta de nuevo a bordo

Ajax logró su primera victoria en la Liga de Campeones de la temporada ante el Celtic. En un completamente lleno Amsterdam ArenA, el campeón holandés derrotó al campeón escocés, 1-0. Lasse Schöne marcó el gol de la victoria poco después del medio tiempo. Gracias a esta victoria, el Ajax ya no está en el último lugar en el grupo H. Un segundo lugar, incluso parece estar al alcance.

Una ola de aplausos y gritos estalló en el estadio ArenA como a las diez y media. Fue una mezcla de felicidad y alivio de los fanáticos y de los jugadores . La victoria ante el Celtic ha mejorado las perspectivas del Ajax enormemente. Como el FC Barcelona derrotó por 3-1 al AC Milan, la batalla por el segundo puesto está muy abierta. Detrás del Barcelona, que ya ha calificado, el número 2 Milan (5 puntos) y el número 3 Ajax (4 puntos) sólo están separados por un punto. El partido del 11 de diciembre en Italia será probablemente muy interesante. Pero Ajax primero se enfrentará a Barcelona a casa el 26 de noviembre. Milan jugará ante el Celtic esa misma noche.
Frank de Boer: "El último partido en Milán, probablemente será muy interesante. Pero primero tenemos el partido contra el Barcelona. Es posible que podamos lograr un buen resultado ante ellos. Eso sería una ventaja. Ya ellos se han calificado, y nunca se sabe lo que eso significa para un equipo. No tenemos nada que perder. Pero Celtic sin duda, todavía tiene oportunidades".
La alineación inicial del Ajax había sido cambiada notablemente. El equipo local comenzó ante el Celtic con la misma alineación con la cual había terminado en la derrota del sábado por la noche en casa, ante el Vitesse. Eso significaba que el equipo se modificó en por los menos seis posiciones y que Poulsen, Andersen y Fischer comenzaron en el banquillo. Esto significaba puntos de partida para Boilesen, Klaassen y Schöne. El capitán De Jong comenzó como delantero central, mientras que Blind jugó como controlador en el mediocampo.
Con De Jong liderando el ataque, Frank de Boer esperaba darle a su línea de ataque más poder. En los dos últimos partidos contra RKC y Vitesse, Ajax no logró marcar. Esa misma falta de productividad le había ocurrido a Ajax hace dos semanas en Glasgow, cuando no pudieron convertir su dominio en una victoria. La derrota por 2-1 que significó que Ajax necesitaba ganar para mantener sus posibilidades de jugar en Europa después de las vacaciones de invierno. Sumado a la derrota ante Barcelona y un empate ante el AC Milan, Ajax tenía que traer a casa los tres puntos en el ArenA.
A pesar de la derrota de hace dos semanas, el partido en el Celtic Park le había dado a Ajax varias pistas. Celtic pudo haber ganado, pero de acuerdo a De Boer, las oportunidades del equipo anfitrión habían sido pocas y distantes entre sí. "Vamos a ganar en Amsterdam", dijo esa noche con confianza a los fanáticos que habían hecho el viaje para ver el partido desde las gradas de los visitantes. Repitió esa declaración el martes. Si contamos los desastrosos resultados del Celtic en partidos fuera de casa en la Champions (23 derrotas en los 25 duelos previos) y todos los ingredientes para una noche de éxito estaban allí.
En el primer tiempo fue De Jong (cabezazo) y Denswil (dos tiros libres) los que crearon el mayor peligro. El cabezazo de De Jong en el minuto diecisiete merecía totalmente un final mejor. En un pase de Van Rhijn, él tocó la pelota con la cabeza hacía el suelo. El portero del Celtic, Forster impidió el gol. Poco antes del descanso, Schöne creó cierto peligro ante la portería escocesa, pero él no pudo llegar a un pase de Serero. De Boer: "Jugamos un buen primer tiempo y mantuvimos la presión. Pero no perdimos el último empujón. Fue sólo cuestión de esperar hasta el momento en que llegó el gol ".
Ese momento llegó poco después del descanso. Después de un hermoso ataque en varias áreas, Schöne marcó el gol de la victoria 1-0 a los 51 minutos. El equipo de De Boer fue recompensado por su trabajo duro. Hasta entonces, el Celtic no había estado jugando amenazantemente, a excepción de una oportunidad de Kayal. Unos minutos después del primer gol, el portero del Ajax Cillessen fue realmente probado por primera vez. Pero los visitantes no representarían mucho más peligro. El Celtic lo siguió intentando, pero las oportunidades nunca fueron realmente un peligro. Las mejores oportunidades seguían siendo creadas por el Ajax. De Jong tuvo de nuevo otra buena oportunidad, y Denswil estuvo cerca de marcar el gol 2-0. El defensa envió una cabezazo, de un saque de esquina, pero pegó en el poste pocos minutos antes del final.