Ajax desperdicia gran ventaja fuera de casa

Ajax desperdicia gran ventaja fuera de casa

El primer partido de dos en la tercera ronda de calificación del Ajax en la Liga de Campeones UEFA ante el Rapid Wien terminó en un empate, 2-2. En el Ernst Happel Stadion, el Ajax no logró aferrarse a una ventaja de 2-0. Davy Klaassen marcó dos veces, lo que garantiza que el Ajax tendrá dos goles fuera valiosos en su bolsillo para el partido de regreso en el ArenA.

Frank de Boer dijo que este partido es el más importante del año. La totalidad de la pretemporada fue enfocada para ganar estos dos partidos contra el Rapid y así asegurar un lugar en los play-offs. Para empezar, el partido se jugaba en un terreno histórico en Austria, donde el Ajax ganó la Liga de Campeones en 1995. Gracias a los dos goles, el Ajax tendrá una ventaja sobre Rapid para el partido del próximo martes.

La edad promedio de los once jugadores del Ajax fue la más joven en el Ajax en un partido Europeo. Para este cuadragésimo partido europeo como entrenador, Frank de Boer ha seleccionado un equipo con una edad promedio de 21 años y 165 días. Esto significaba que casi nadie en este equipo había experimentado conscientemente la victoria en la Champions en 1995.

Gudelj

Nemanja Gudelj fue el nombre más sorprendente en la alineación de Ajax. La adquisición de AZ estaba en el saque inicial en Viena. Daley Sinkgraven asumió la posición de lateral izquierdo ya que Viktor Fischer no estaba suficientemente en forma como para jugar desde el principio. Jasper Cillessen se recuperó a tiempo para este partido crucial en Viena. Ėl no tenía más problemas con su pantorrilla.

Después de una buena fase de apertura para el equipo local, que incluyó una oportunidad para el capitán Steffen Hofmann, el Ajax se hizo cargo de las riendas en la segunda parte del primer tiempo. De hecho, la primera oportunidad de Ajax en el minuto 25 dio lugar a un gol de inmediato. Jairo Riedewald envió un pase a Sinkgraven, quien lo completó a la perfección. Luego él pasó a su rival Stefan Auer, e hizo un pase a la medida para Klassen. El capitán del Ajax lanzó el balón con la punta de su pie pasando al portero Ene Novota. Inmediatamente, los pensamientos regresaron a 1995, cuando el gol “colocado” de Patrick Kluivert en la misma meta, fue precisamente el gol que le dio a Ajax la Copa. Esto se ajustaba a esta noche, tan llena de simbolismo, a la perfección.

Oportunidades

Hubo una verdadera lluvia de oportunidades para el Ajax en los últimos minutos del primer tiempo. Con un poco de suerte, el resultado habría aumentado más rápidamente. Anwar El Ghazi y Gudelj tenían fantásticas oportunidades en el resto del primer tiempo. Pero la recompensa por todo el fuerte trabajo ofensivo llegó justo antes del descanso. El hombre del momento fue una vez más Klaassen. El rubio centrocampista envió un cabezazo, en un pase de Arek Milik, directo a la portería, poniendo a el Ajax en una posición muy cómoda. Dos goles fuera de casa en menos de quince minutos era todo un lujo.

Pero Ajax sólo pudo disfrutar de su amplia ventaja durante el medio tiempo. Tres minutos después del descanso, Florian Kainz puso a Rapid de nuevo en acción. El delantero fue demasiado inteligente para el novato europeo Kenny Tete, y marcó sin piedad: 1-2. Esto trajo la emoción de nuevo en el partido, y los 43.000 aficionados se hicieron escuchar en el animado estadio. La tarea era ahora de darles una razón para que se quedaran tranquilos, pero eso fue difícil. Ahora era el turno del segundo equipo clasificado de austria de soñar con otra aventura en CL.

Tarjeta roja para Rapid

Una mala jugada de Stefan Schwab dio lugar a que Ajax jugará con un un hombre más en la última media hora. El número 8 del equipo austriaco se deslizó en Jairo Riedewald con ambas piernas extendidas. Sólo había un castigo posible: una tarjeta roja. El adolescente de Ajax, por suerte, se quedó con solamente un susto.

Esta ventaja numérica en realidad no le dio un beneficio a Ajax. El flujo de oportunidades del primer tiempo se había secado, y fue el equipo austríaco el que llegó a ser más peligroso. Después que Cillessen había hecho una salvada en un tiro de Stefan Stangl, él tuvo que ceder quince minutos más tarde. El delantero Robert Beric se aprovechó de la pérdida de posesión de Joël Veltman. El delantero de eslovenia tuvo el balón a sus pies en el siguiente ataque, y no dudó: 2-2. El talentoso jugador Beric, quien la temporada pasada marcó 27 goles en 33 partidos, demostró su buena reputación.

En los minutos finales, el Ajax estuvo cerca de marcar su tercer gol en dos ocasiones. Riechedly Bazoer hizo un disparo de larga distancia y Sinkgraven vio su tiro de esquina pegar en el travesaño.