Ajax derrotado en la final de Copa

Ajax derrotado en la final de Copa

Lo que debería haber sido una celebración de la Copa para Ajax, terminó siendo una tremenda decepción. Después de un comienzo extraño con un hermoso gol de Ricardo van Rhijn, seguido por una media hora de juego suspendido debido a los fuegos artificiales que fueron lanzados en el campo, el Ajax fue derrotado por un salvaje, apasionado PEC Zwolle. Una gran paliza fue el resultado: 5-1.

Poco después del saque inicial, fueron lanzados muchos fuegos artificiales desde las gradas del Ajax en el campo en el área de penales de su propio portero, Kenneth Vermeer, por eso el partido tuvo que ser suspendido después de sólo diez segundos. Una vez que el humo se había despejado, el árbitro Nijhuis reanudó el partido. Pero esto no duró mucho. Aunque Ricardo van Rhijn derrotó a el portero Diederik Boer con un disparo desde lejos después de sólo tres minutos, poniendo a Ajax con una ventaja de 0-1, los fánaticos de Ajax en las gradas detrás de la meta comenzaron a lanzar fuegos artificiales en el campo de nuevo. Nijhuis llamó a los jugadores para que salieran todos del campo, y el orador informó a los lanzadores de fuegos artificiales que sus acciones estaban poniendo su propia área en peligro. Un furioso Edwin van der Sar se dirigió a las gradas, diciéndoles que "deben terminar de lanzar eso al campo”. Si no, el partido sería suspendido y, en consecuencia, el Ajax perdería el premio.

Se trata de un premio que Ajax ha ganado dieciocho veces en 24 apariciones en la final. Esto forma un fuerte contraste con el equipo opositor PEC Zwolle. Esta fue la tercera vez que habían llegado a la final, y ellos no habían ganado la Copa KNVB nunca. Ellos estaban en condiciones de escribir la historia. Pero también el Ajax. En caso de ganar la Copa, entonces el Triple sólo sería cuestión de tiempo. Y eso sería un acontecimiento único en la historia nacional del club del fútbol.

En comparación con el partido de la competición del domingo pasado contra el ADO Den Haag, Frank de Boer había cambiado su alineación en varias posiciones. Eso significaba que Jasper Cillessen, Christian Poulsen y Rubén Ligeon vieron la final de la Copa desde las líneas laterales. Un lugar en el banquillo no era una opción para Joël Veltman: debido a una suspensión tras una tarjeta roja en el partido contra AZ, se vio obligado a perderse el partido final de la Copa.

Pero este partido final de Copa fue casi cancelado debido al incidente con los fuegos artificiales. Afortunadamente, después de un período de reflexión de media hora, el árbitro ordenó a los jugadores que regresarán al campo. Esta interrupción no parecía obstaculizar al PEC Zwolle por lo menos. Ajax se estaba dando tiempo y la defensa estaba como dormida otra vez, y cada oportunidad del oponente parecía amenazante. Después de 35 minutos de juego, el marcador era 4-1 gracias a los goles de Ryan Thomas y dos grandes goles de Guyon Fernandez, quienes habían llamado De Kuip su casa durante su tiempo con el Feyenoord.

¿Cómo se suponía que Ajax iba a mejorar las cosas en el segundo tiempo? La respuesta no tardó en llegar, pero no de parte de Ajax. PEC Zwolle alegremente logró marcar de nuevo. Bram van Polen vio a su club tomar una ventaja insólita de 5-1 después de cincuenta minutos de juego. De Boer tomó medidas - Bojan y Moisander salieron del campo y De Sa y Poulsen entraron - pero con poco efecto. En los últimos once minutos, Ricardo Kishna fue el que se quitó la chaqueta de entrenamiento, pero el cuento de hadas de la Copa de Ajax había terminado abruptamente. La única pregunta que queda después de esta decepción es cómo esta paliza afectará potencialmente a el equipo de Amsterdam, que están en condiciones de ganar el campeonato el próximo domingo ante el Heracles.

Frank de Boer fue cortés acerca de esta derrota: "Quiero felicitar a todos los de Zwolle en esta noche histórica. PEC Zwolle mereció ganar. Al final, ellos mostraron que tenía muchas ganas de ganar esta Copa, y nosotros no. Al final, tenemos que estar contentos de que no fue 8-1 en contra. Tuvimos un mal día. Es difícil explicar por qué. Debido a que tuvimos la ventaja por 1-0 desde el principio, esto tenía que darnos alas. En cambio, esto pareció cortar las nuestras".