Ajax perdió oportunidad de estar en el primer lugar

Ajax perdió oportunidad de estar en el primer lugar

En la tarde del domingo, el Ajax perdió su oportunidad de tomar ventaja de la pérdida de puntos del PSV de el día anterior. El resultado fue un empate por 2-2 en casa ante el NEC, por lo tanto no pudo desplazar del primer lugar en el ranking de la Eredivisie a el equipo de Eindhoven. Ajax sigue teniendo por lo tanto una desventaja para el importante partido de la próxima semana contra el PSV.

Las colas en las taquillas del estadio el domingo por la tarde contaron la historia. Los amantes del fútbol están emocionados por esta fase final de la competición. El hecho de que el PSV ha desperdiciado inesperadamente dos puntos en casa - una semana antes del importante partido que puede ser decisivo – puso a los seguidores del Ajax en un modo eufórico. Pero ellos también sabían que el Ajax primero necesitaba vencer al NEC con el fin de viajar a el propio terreno del competidor PSV la próxima semana como el líder de la Eredivisie.

Peligroso

El equipo de Eindhoven descubrió lo peligroso que era hablar prematuramente acerca del próximo fin de semana. La advertencia para los jugadores del Ajax, que fue el último equipo en jugar en esta ronda número 27, era muy clara. La última vez que el PSV había perdido puntos un sábado por la noche en la Eredivisie fue el 12 de diciembre. En ese momento, el Ajax también falló para tomar ventaja de la situación al día siguiente. Perdieron por 1-0 ante el FC Utrecht.

Frank de Boer seleccionó a los mismos once jugadores que él había seleccionado durante el saque inicial de la semana pasada contra el Willem II. Así Anwar El Ghazi, quien regresó a la selección de dieciocho jugadores después de su suspensión de un partido, estaba en el banquillo. Pero Lasse Schöne, quien estaba ansioso por este partido ante su antiguo club, NEC, estaba en el once incial. También fue una reunión de Jasper Cillessen con su antiguo club.

Las piruetas de Zidane

El jugador danés del Ajax mostró su entusiasmo inmediatamente desde el principio. Ėl se lució en el partido con piruetas de Zidane y grandes pases. Uno de esos alcanzó a Davy Klaassen en el minuto quince, pero el capitán no disparo con suficiente fuerza. Cuatro minutos más tarde, el primer gol fue marcado. El disparo de Arek Milik rebotó en el portero primero, pero después de eso, él disparó directamente a la meta: 1-0.

Decepción

La multitud se pusó inmediatamente a celebrar con la fiebre del campeonato. Pero esta alegría se apagó cuatro minutos más tarde. Navarone Foor estaba libre como un pájaro y disparó entre las piernas de Mike van der Hoorn en una esquina inalcanzable: 1-1. La decepción de la multitud era grande, pero el Ajax no se desanimó. Los bellos pases seguían llegando, pero el empuje final siempre era deficiente en el acabado. Este fue el caso un minuto antes del medio tiempo. Younes hizo un buen pase pero Schöne disparó muy alto. Este habría sido el momento perfecto para darle un golpe doloroso a el NEC.

Así las esperanzas se giraban en torno a el segundo tiempo. Milik parecía a punto de hacer sus sueños realidad cuando casi él marca un gol de un pase de Dijks a los 47 minutos. Eso ocurrió cuatro minutos más tarde. Younes hizo un buen pase y Rens van Eijden marcó en su propia meta, 2-1. Fue la tercera vez en su carrera que el ex jugador del PSV Van Eijden marcó en su propia portería ante el Ajax. Pero el Ajax no pudo aumentar su ventaja, y el equipo de Nijmegen al acecho fue capaz de mantener la esperanza.

Desastre

Ajax se convirtió en un desastre por sí mismo. Ocho minutos antes del final, las cosas cambiaron y no fueron para el beneficio del Ajax. Un contraataque rápido como un rayo del NEC, puso a el balón en frente de la portería. Santos ganó el duelo de cabeza con Van der Hoorn, 2-2. La fase de cierre fue muy emocionante, en la que el Ajax llegó con nuevos refuerzos El Ghazi y Fischer, quienes buscaron el otro gol y el primer lugar. Pero no funcionó, y ahora Ajax necesita ganar el importante partido de la próxima semana ante el PSV con el fin de hacerse cargo de primer lugar, y la oportunidad de ganar el título.